Turismo con mirada de mujer por Elizabeth Bocca

Hace tiempo escuchamos hablar sobre el empoderamiento de la mujer, sobre las actividades de integración de la perspectiva de género y promoción de la sensibilidad internacional sobre las oportunidades de ella en el turismo. También escuchamos hablar del empoderamiento económico de las mujeres a través de asociaciones con diferentes empresas, cadenas hoteleras, cruceros, y otras partes interesadas.  

Esto implica la necesidad de mejorar las oportunidades de empleo y el espíritu empresarial para las mujeres, facilitándoles el acceso a puestos de trabajo y / o participando en cadenas de suministro, y creando posibilidades para el avance profesional. 

Si bien es cierto la mayoría de las regiones del mundo, la mano de obra del turismo está aún integrada en su mayor parte por mujeres, que tienden a concentrarse en los empleos más humildes y peor remunerados del turismo. Las mujeres realizan un volumen importante de trabajo no remunerado en muchos negocios turísticos familiares.

Existen desigualdades en el sector turístico como la brecha salarial o la escasa participación de la mujer en puestos de alta cualificación.

Si queremos dejar de fomentar estas desigualdades es necesario formar y sensibilizar a los/las profesionales de nuestro sector para que puedan incluir la perspectiva de género de manera real y efectiva.

La OMT dice:

Las mujeres están bien representadas en puestos de trabajo de servicio y de oficina, pero pobremente representadas en niveles denominados “profesionales”

Las mujeres que trabajan en turismo cobran en promedio entre un 10 y un 15% menos que los hombres en puestos iguales.

El sector turístico tiene casi el doble de empleados mujeres en comparación a otros sectores económicos.

Solo uno de cada cinco Ministerios de Turismo está dirigido por mujeres.

La presencia de mujeres autónomas en el sector turístico es muy superior a la de otros sectores económicos.

Las mujeres que trabajan en turismo realizan una gran cantidad de trabajo no remunerado.

Una afirmación aún más grave, es decir que una parte importante de las mujeres dentro del sector turístico están a menudo concentradas en puestos de trabajo precarios, de bajo status, y con salarios bajos.

Si bien es cierto que la situación en España y en Europa en general es mucho mejor que en, por ejemplo, Latinoamérica o África, resulta que se siguen dando numerosos casos en los que el hombre cobra más que la mujer por el mismo trabajo.

Es claro que la lucha por los derechos y la equidad de la mujer sigue presente en todos los rubros, sin embargo, nosotras como turismólogas o actores del sector turismo

¿Cuánto participamos, cuanto trabajamos, cuan comprometidas estamos para lograr ese 50-50?

--

Por: Elizabeth Bocca - AFFET Argentina

 

Galeria: